Conoce todo sobre la presión de tus neumáticos

por | 10 agosto, 2021
presion-de-neumaticos

El inflado de neumáticos es una parte esencial para garantizar su seguridad en la carretera. Si el inflado insuficiente de los neumáticos es perjudicial, el inflado excesivo es igual de malo.

Por lo tanto, la presión óptima de los neumáticos garantizará la adherencia a la carretera, la comodidad y la seguridad.

¿Cómo saber la presión recomendada para tus neumáticos?

La presión correcta para los neumáticos de su vehículo es la prescrita por el fabricante del vehículo. De hecho, seguir esta indicación le permitirá asegurarse:

  • Una adherencia óptima.
  • Mejor soporte de carga.
  • La seguridad de todos los pasajeros del coche.

La presión de los neumáticos es diferente en la parte delantera y trasera del coche. Es importante respetar este dato ya que el peso sufrido es diferente entre delante y detrás. Más aún, cuando el coche está cargado, el peso del maletero aumenta la presión sobre los neumáticos traseros.

Algunos modelos de coches recientes, como el Fiat 500, por ejemplo, están equipados con TPMS, un sistema de control de la presión de los neumáticos que utiliza sensores. Este sensor te avisará cuando la presión de tus neumáticos sea demasiado baja.

La presión baja del coche puede dañar el sistema de suspensión para lo cual tendrás que ir a un desguace Ford a conseguir refacciones.

¿Cómo comprobar la presión de los neumáticos?

La presión que se aplicará a los neumáticos se puede indicar en diferentes lugares de su coche:

  • En el borde de la puerta del conductor.
  • En la guantera.
  • En el interior de la válvula del depósito de combustible,
  • En el libro de mantenimiento.

Se dan cuatro directrices, presión de los neumáticos delanteros, presión de los neumáticos traseros, coche descargado y vehículo cargado.

Es fundamental adaptar la presión de tus neumáticos según la situación.

Para tener la medición más precisa posible, se recomienda verificar la presión de sus neumáticos cuando están fríos.

Para ello, no deben haber sido utilizados durante al menos dos horas antes del control. De hecho, los neumáticos que se acaban de conducir sufren un aumento de presión bajo el efecto del aire caliente.

Por tanto, el resultado de la medición de la presión podría falsearse y provocar un inflado insuficiente de los neumáticos.

Es posible comprobar la presión de los neumáticos de tu coche con un reloj comparador o, en su defecto, con un compresor de aire equipado con un manómetro. Esta operación es muy fácil de realizar:

Encuentra la válvula de la llanta. Se coloca a lo largo del borde del neumático.

Retira la tapa de la válvula.       

Coloca la boquilla del compresor en la válvula mientras la mantiene presionada.

Oirás un leve silbido: luego podrás leer la presión.

Luego retira el dispositivo y vuelve a atornillar con cuidado la válvula.

¿Cómo inflar los neumáticos de su coche?

Una vez que se haya encontrado la válvula del neumático, retira su tapa. Coloca la manguera del compresor en la válvula y sosténgala firmemente.

Oirás un leve silbido. A continuación, puedes encender el compresor hasta obtener la presión deseada.

Apaga el compresor y luego retira la manguera antes de cerrar la válvula de su neumático.

En caso de sobreinflado de uno de sus neumáticos, simplemente retira el exceso presionando la varilla dentro de la válvula. Recuerda volver a comprobar la presión para asegurarse de que sea la adecuada.

Deja una respuesta