Taller mecánico Mercedes – Confiándole tu vehículo a un tercero

por | 30 julio, 2018

taller mecanico Mercedes

Después de la vivienda, los vehículos constituyen, probablemente, las inversiones más con mayor apego emocional que una persona hace en su vida; por tanto, nunca son excesivas las precauciones tomadas al elegir un taller mecánico Mercedes idóneo. Y lo recomendable, en estos casos, es buscarlo antes de requerirlo porque con la urgencia del problema, es probable que optes por el primero que consigas y, no siempre, ese será el mejor.

Si el automóvil está nuevo o la garantía se encuentra todavía vigente, para no perderla, lo aconsejable es llevarlo a un concesionario autorizado del fabricante. Asimismo, ellos conocen el diseño, las técnicas de reparación apropiadas en cada caso e instalan repuestos originales. No es un servicio barato; pero, te sentirás más tranquilo.

Eligiendo un taller mecánico

Algunos de los aspectos que pueden ayudarte a hacer la mejor elección son:

  • Apariencia: es importante que el establecimiento que elijas esté bien identificado con una placa que indique las siglas de la zona geográfica, el registro industrial y la actividad que realiza mediante el símbolo correspondiente. También debe estar limpio y ordenado; al igual que, los vehículos que allí se encuentren. Una gruesa capa de polvo indicaría desidia de parte del propietario.
  • Organización: las áreas de trabajo deberían estar separadas de aquellas donde se almacenan las piezas de recambio y las herramientas. Bajo una actuación transparente, no tiene que haber problema en que conozcas las instalaciones. Al mismo tiempo, se espera que el presupuesto, la relación de arreglos hechos y la factura sean claros y sin segundas intenciones.
  • Personal: de preferencia que use mono y zapatos de seguridad; que sean corteses y traten con amabilidad a los clientes. El encargado de recibir y entregar el vehículo debería tomar nota de las fallas que mencionas y ser capaz de informarte sobre el trabajo realizado, utilizando el lenguaje técnico adecuado pero entendible.

Otros puntos deseables serían: hacer una inspección de entrada al coche, anotando los posibles desperfectos; esto es útil a la hora de reclamar por un rasguño o cosas así, sucedidas durante la reparación. Por último, deben entregarte las piezas dañadas que hayan sido sustituidas y ofrecerte garantía por el trabajo hecho.

 

 

Deja un comentario