Los negocios online como salida a la crisis

por | 22 julio, 2013

Hoy en día, para poder ganar algo de dinero, no hacen falta ingentes cantidades de ese mismo dinero en inversión. Muchas veces, con tener una buena idea y conocimiento de cómo llevarla a cabo basta.

Por ejemplo, si nos gusta o tenemos el hobby de restaurar muebles, y siempre se nos ha dado bien, podemos dedicarnos a ello de manera profesional o semiprofesional.

¿Cómo podemos llevar a cabo esta tarea?

Es relativamente sencillo el arrancar un proyecto en internet de estas características. Con nuestra habilidad natural, (en este caso la restauración de muebles), y conocimientos de internet, podemos montarnos una tienda online en muy poco tiempo.

Nos hacemos con muebles viejos con posibilidades, muchas de esas veces, incluso nos los regalarán para deshacerse de ellos. Después nos gastamos una irrisoria suma de dinero en todo el material necesario para su restauración, a saber, espatula, lijas, pintura, barniz, en definitiva, todo lo necesario. Vamos restaurando los muebles y sobre todo, hacemos un buen album de fotografías con la que poder vender luego en internet nuestro producto restaurado.

Con un dominio llamativo, una web resultona y un método de pago online, tenemos la parte fácil hecha. Pero os preguntaréis, ¿esta es la parte fácil? Realmente si no tenéis ni idea de cómo montar una web o cómo registrar un dominio, hay empresas especializadas en internet que por relativamente poco dinero os pueden tener montada toda esta infraestructura en poquito tiempo.

La parte complicada viene cuando queréis daros a conocer, para ello no hace falta conocimientos técnicos, simplemente ser buen comercial y como dicen los mayores, aparecer hasta en la sopa. ¿Cómo? Facebook, twitter, blogs… tenéis que escribir allá donde podáis, siempre y cuando el sitio sea de la misma temática que vuestro negocio, y de este modo, daros a conocer.

Es así de sencillo, requiere poca inversión, aunque si mucho tiempo y mucha más ilusión y no rendirse a las primeras de cambio

Deja un comentario